Se está acercando una de las épocas de mayor consumo del año, y realizar compras por Internet se ha convertido en una práctica cada vez más habitual. Aún así, nos siguen apareciendo dudas, y uno de los mayores miedos que tenemos al realizar una comprar online, es ser víctimas de un fraude, es decir, que la tienda en la que compramos nos la juegue; ellos se quedarán con nuestro dinero e información personal, y nosotros con la impotencia de no poder reclamar o de no ser atendidos.
Actualmente hemos oído “de todo” respecto a compras por Internet; unos no han tenido ningún problema, a otros sí les ha ocurrido algo, pero les han atendido perfectamente, y por último, tenemos a los que directamente les han estafado el dinero. Esto último, se da porque los ciberdelincuentes saben que hay personas que caen en este tipo de estafas y tratan de sacar el máximo provecho.

En Internet tenemos varios tipos de tiendas online, entre ellas:

*Tiendas físicas con presencia online. Son tiendas “de toda la vida” que han decidido entrar en el comercio online para seguir creciendo. Por ejemplo: El Corte Inglés, Zara, PCBox….Aunque también hay muchos pequeños negocios con, historial de muchos años, que han decidido dar el salto al comercio electrónico.

*Tiendas online. Son aquellas que han comenzado su actividad directamente en la red, como por ejemplo Amazon, o Pixmania,…… entre los “gigantes” de Internet, sin olvidar a muchas otras empresas más pequeñas de personas que han creado su negocio.

Actualmente, es importante saber que la mayor parte de las reclamaciones recibidas sobre compras online por no conformidades, están relacionadas con tiendas online del segundo tipo, que son el tipo de tiendas online que se crean directamente para engañar o estafar a los usuarios.

Para evitar problemas en nuestras compras online debemos de tener presente que NO debemos comprar en tiendas que:

-No aparecen los datos de la empresa real (dirección, población, CIF/NIF, etc…) para poder reclamar, debes saber a quién hay que hacerle la reclamación. Las páginas que solo disponen de un correo electrónico para contactar no aportan la garantía suficiente.

Captura de artículos a un precio extremadamente bajo

-Muestren precios extremadamente bajos, alejados de los precios reales, o todo cuesta lo mismo. No hace mucho tiempo, eran famosas las páginas con falsas ofertas de RayBan a 19.99€, ofreciendo unos descuentos desmesurados.

 

 

Oferta que parte de un precio desorbitado y luego aparece un descuento enorme.

 

-Cualquier modelo al mismo precio. Algunos productos aparecen con un precio inicial “hinchado artificialmente” y luego se venden con un descuento muy alto. Por ejemplo, estas zapatillas aparecen en varias tiendas con un precio inferior a 50€, y en una tienda creada para engañar a los usuarios se venden a 58,52€, y eso que tienen un descuento del 74%.

 

 

-Nos piden los datos personales y financieros para realizar el pago, en páginas sin certificado digital. No debes comprar en una tienda online, si cuando vas a introducir tus datos personales o de la tarjeta de crédito te deriva a una página que no tiene certificado digital, de forma que no garantizan la seguridad de la comunicación, ni a quién se le está enviando esa información de pago.

Tienda online sin certificado para datos personales

Página de compra donde al introducir los datos personales aparece un certificado

 

-Si faltan los “textos legales” o están mal redactados, no son correctos o son incoherentes con el negocio. En algunos casos, hay páginas que “toman prestados” de otras páginas, es decir, copian los textos de secciones como: Sobre nosotros,  Términos y condiciones, Política de privacidad etc… de forma que la mayor parte de ellos no corresponden a la tienda en la que están “pegados”. De hecho muchos son muy malas  traducciones.

Ejemplo de un texto de privacidad ausente.

 

 

Lista de medios de pago de una página que luego solo permite pagar con tarjeta.

-Ofrecen varias formas de pago, pero realmente sólo aceptan tarjeta de crédito.  Existen tiendas que en la portada ofrecen varios medios de pago, entre ellos PayPal que ofrece mucha seguridad, pero cuando vamos a pagar, solamente podemos hacerlo con la tarjeta de crédito. De éstos sitios hay que desconfiar.

 

-No hay comentarios ni referencias en ningún foro ni ningún otro lugar en la red. Es necesario consultar Internet y preguntar por la tienda, aunque no es determinante. Debemos tener en cuenta a la hora de hacer una transacción con ese comercio, en caso de que existan quejas sobre el sitio.

Conclusión

En caso de que una tienda donde estemos dispuestos a comprar tenga alguna de las características descritas anteriormente es mejor buscar un negocio online alternativo que nos de las suficientes garantías.

¡¡¡Recuerda!!!

Infografía ¿Cómo identificar una falsa oferta? para evitarnos sorpresas a la hora de comprar, siempre es recomendable realizar algunas indagaciones sobre la web. Sobre todo si encontramos ofertas extrañas... 1. Debemos observar bien la web. 2. Tenemos que documentarnos, ver que piensas otros usuarios sobre la web. 3. Informarnos sobre quien es el vendedor y finalmente aplicar el sentido común, si la web no nos da confianza, mejor buscamos otra tienda para nuestra compra.

 

Gangas increíblemente buenas, comentarios poco relacionados con el producto, páginas web que no inspiran mucha confianza…

Cuando compramos online, podemos encontrar muy buenas ofertas, pero también algún que otro timo escondido entre ellas. Así que, además de utilizar medidas básicas, como tener un antivirus actualizado, utilizar conexiones seguras y emplear el método de pago adecuado, hemos de aprender a identificar las posibles ofertas falsas que encontremos en portales de venta online.

Aquí os dejamos algunos consejos para ayudaros a identificar si una oferta es real, o un ciberdelincuente intenta timarnos.

Fíjate en los detalles ¡y disfruta de tus compras!