¡FELICES Y SEGURAS VACACIONES!

Ya está aquí la época del año más esperada por todos, ¡las vacaciones de verano! Los planes para desconectar están en la mente de muchos de nosotros pero no hay que olvidar que los cibercriminales y los problemas de seguridad no cierran por vacaciones…..

Es el período que más tiempo dedicamos a navegar y a relacionarnos por internet, utilizando  todo tipo de herramientas o redes sociales, lo que conlleva riesgos de seguridad que debemos conocer para prevenir pérdidas de datos, robo de dispositivos, acceso a información confidencial, phishing bancario, timos telefónicos, etc.

Durante esta época debemos seguir alerta y no relajar las medidas de seguridad; por el contrario, debemos tener en cuenta ciertos riesgos que se vuelven críticos en estas fechas del año.

Aquí os dejamos unas recomendaciones de seguridad a tener en cuenta en verano.

* Atención a las conexiones externas: Cuidado con las Wi-Fi públicas en estos días en los que son  comunes las largas esperas en aeropuertos, estaciones, cafés…Accede solo a las que son oficiales o que tengan contraseña o cifrado, ya que son una oportunidad de oro para acceder a información personal o secuestrar dispositivos

* Presta atención a los mensajes de alerta de tu navegador sobre conexiones inseguras, y ¡sigue las recomendaciones!

* Cuidar las conexiones entrantes: se recomienda activar el bluetooth y la wifi sólo cuando se necesiten, así evitamos que se conviertan en puertas abiertas a posibles intrusos. Además, es recomendable proteger con contraseñas el acceso a nuestro dispositivo a través de estas conexiones.

 

* Proteger la privacidad y no hablar de más en las redes sociales: A todos nos gusta compartir alguna foto en la playa o tomando algo en la piscina, pero no compartas muchos detalles al respecto en tus perfiles públicos, ya que podría ser muy útil para alguien que decida pasar por tu casa vacía.

 

* Precaución al pinchar en enlaces acortados sin control:  El famoso ow.ly de Hootsuite o el goo.gl de Google es muy común, y más peligroso de lo que pensamos; clicar en enlaces acortados con bit.ly sin comprobar antes la fuente que los publica, es un error.

 

 

* Recuerda desactivar el GPS de tus dispositivos móviles. A día de hoy, no solo basta con ser discreto con lo que publicas en redes sociales, sino que debes tener precaución para evitar que alguna aplicación te delate y haga públicas tus coordenadas.

* A la hora de descargar aplicaciones, ¡hazlo desde las tiendas oficiales!, ya que éstas cuentan con ciertas medidas de seguridad que impiden distribuir aplicaciones maliciosas.

* Cuidado con los emails. Es común hacer reservas de alojamientos o comprar billetes por internet, pero tu banco nunca te pedirá datos personales por correo electrónico; estos emails suelen incluir en los títulos y contenidos mensajes alarmantes como “Urgente: han robado los datos de su cuenta”, esperando así obtener respuesta por tu parte.

* No olvides hacer una copia de seguridad de los dispositivos que decidas llevarte de vacaciones y dejarla en casa, no solo por si te lo roban, sino porque nunca sabes cuándo puedes perderlo o tener un accidente fortuito. Es mejor prevenir, que curar….

* Analizar las memorias extraíbles que se comparten, ya que los peligros no están solo en la red y las tarjetas, USB o similares, puede esconder en su interior una sorpresa peligrosa y contagiosa…..así que si alguien comparte contigo un dispositivo USB durante tus vacaciones para copiar un archivo en tu ordenador, primero escanéalo con el antivirus.

* Proteger el acceso al dispositivo: ya que todos recordamos introducir nuestro PIN cada vez que encendemos los dispositivos, pero no todos se preocupan de establecer una contraseña de seguridad para desbloquearlo cuando está activo, lo cual es muy recomendable para aumentar las barreras contra un posible robo de datos.

* Cuidar las contraseñas: por cuestiones de comodidad, no solemos utilizar diferentes contraseñas para los distintos servicios a los que accedemos, lo cual no es nada recomendable; además, se deben cambiar cada tres meses como mínimo. Tampoco es buena práctica guardarla en los dispositivos para que no  teclearla una y otra vez, ya que eso puede suponer que cualquiera pueda acceder a todo tipo de cuentas con datos personales, en caso de robo.

* Desconfía de las ofertas online:  no importa si las encuentras en sitios web, si las recibes en tu correo, te la ofrecen en forma de código Bidi o QR, o te llegan por redes. Hay que desconfiar de alquileres extremadamente económicos, billetes de avión a precios irresistibles, suculentas cenas en sitios de lujo y cualquier otro tipo de ofertas en sitios web, ya que periodo estival es una de las épocas en las que más abundan todo tipo de estafas que usan internet para conseguir mayor difusión y anonimato.

* Precaución en el uso de ordenadores públicos: ya que en ellos, igual que tú, otros pueden acceder a su información. Por lo eso se debe evitar conectarse desde ellos a redes sociales, cuentas bancarias, realizar compras o reservas, etc. Nuestra información podría ser capturada en caso de que  el ordenador estuviera infectado, o podría almacenarse en forma de ficheros temporales y quedaría a disposición de cualquiera que accediera a dichos archivos.

* Por último, proteger el equipo con un buen antivirus es la mejor barrera que puedes levantar entre tu ordenador y los cibercriminales. Recuerda que no debemos bajar la guardia, tampoco en vacaciones. así que asegúrate que todas las medidas de seguridad de tu dispositivo están instaladas y activadas antes de salir de viaje.

Y recuerda, si tienes la más mínima sospecha de que tu información o los datos de tu dispositivo han podido ser comprometidos, lo más recomendable es actuar deprisa:

  •  anular  tarjetas bancarias,
  •  cambiar contraseñas,
  •  denunciar el robo.

 

EN VERANO, Y SIEMPRE, ¡APRENDE A PROTEGER TU INFORMACIÓN!

Leave a Reply