Serie Cashlogy POS1500CashLogy

 

La serie Cashlogy POS 1500 es la gama más alta de la familia Cashlogy. Esta solución, ha sido desarrollada para tu tranquilidad íntegramente en Azkoyen, destacando su fiabilidad, rapidez, facilidad de uso y mantenimiento.

Perfecto para restaurantes, bares, pastelerías, panaderías, carnicerías, pescaderías, farmacias, tiendas de ropa, jugueterías, gasolineras etc.

¿Por qué Cashlogy?

El efectivo sigue siendo, hoy en día, el método favorito de pago. Sin embargo, su gestión es poco segura. Cashlogy es la nueva tecnología para pagos en efectivo en el punto de venta, que automatiza todos los procesos de gestión del efectivo y simplifica su gestión.

  • Aumenta las ventas con un servicio al cliente más eficaz
  • Disminuye los costes y minimiza las mermas

 

Hosteleria

Cashlogy te permite flexibilizar turnos de trabajo.

La pérdida desconocida del efectivo genera enormes costes para todo propietario de un pequeño negocio. El uso de Cashlogy evita pérdidas derivadas de hurtos internos, errores de cálculo o pago con monedas y billetes fraudulentos. Cashlogy garantiza tu tranquilidad ya que detecta tanto billetes como monedas falsificadas y minimiza el extravío de dinero.

Cashlogy convierte tu establecimiento en un entorno seguro y tus beneficios se incrementan desde el primer día que cuadra tu caja con datos reales.

Comercio de alimentación

Cashlogy mejora la imagen de higiene de tu negocio.

En comercios de alimentación como fruterías, carnicerías, pescaderías, panaderías o pastelerías, Cashlogy ofrece un entorno más limpio para la gestión de tu efectivo. Usa Cashlogy como punto de pago para tus clientes y el dinero no estará nunca en contacto con tu producto. La manipulación del dinero en negocios de alimentación, requiere del lavado constante de las manos o el uso de guantes, tareas repetitivas que en ocasiones son difíciles de cumplir.

Con Cashlogy evitarás tocar el dinero y los alimentos al mismo tiempo, ofreciendo un servicio más rápido.

Pymes o pequeño comercio

Cashlogy te ayuda a cuadrar siempre tus cuentas.

La pérdida desconocida del efectivo genera enormes costes para todo propietario de un pequeño negocio. El uso de Cashlogy erradica estas pérdidas derivadas de hurtos internos, errores al calcular el cambio o introducciones voluntarias o no de monedas y billetes fraudulentos, además de reducir las posibilidades de robo o atracos.

Cashlogy convierte tu establecimiento en un entorno seguro y tus beneficios se incrementan desde el primer día que cuadra tu caja con datos reales.