Instalaciones de Domótica en vivienda o negocio.

Con la Domótica podemos alcanzar un sinfín de posibilidades que nos faciliten la vida o mejoren el rendimiento de nuestra instalación, por un precio no mucho mayor que el de una instalación eléctrica tradicional.domotica

La Domótica ahorra energía. Optimizando el funcionamiento del sistema de calefacción y refrigeración. Gestionando la piel de nuestra vivienda (persianas y toldos) de modo que aprovechemos la radiación solar y protegiéndonos cuando sea necesario. Evitando que las luces queden encendidas accidentalmente cuando salimos fuera de casa. Una casa pensada y gestionada inteligentemente puede ahorrarnos del orden de un 25% de energía.

La Domótica aporta seguridad. Cuando activamos el sistema de seguridad cerrará las puertas, apagará las luces, bajará persianas y estará pendiente de que no pase nada extraño en casa.

La Domótica aporta confort. Teniendo su casa siempre a punto. Simplificando las rutinas y el control de ambientes. Reduciendo esfuerzos y proporcionando accesibilidad cuando estamos enfermos o seamos mayores.

Biocompatibilidad. El trabajo con sistemas a muy baja tensión (12Vcc) y un nuevo concepto en la forma de ejecutar la instalación eléctrica reduce notablemente la exposición de nuestro cuerpo a campos electromagnéticos generados por el cableado eléctrico.

Flexibilidad y escalabilidad. Una vivienda equipada con domótica se adapta a los cambios de nuestro estilo de vida y de uso. Mediante el software de configuración es posible modificar las funciones asociadas a cada pulsador, cambiar la ubicación de los dispositivos y añadir nuevas prestaciones y dispositivos.